✍ Reseña│Invierno en Viena de Petra Hartlieb



INVIERNO EN VIENA
 150 páginas
Autora: Petra Hartlieb
Editorial Siruela Nuevos Tiempos
Traducción de Richard Gross



Un librero, una lectora, un escritor... y una mágica ciudad bajo la nieve.

Una deliciosa e inolvidable historia para todos los que amamos los libros por la autora de Mi maravillosa librería.

Viena, primeros años del siglo XX. Marie trabaja como niñera para la respetable familia del doctor Arthur Schnitzler, el famoso autor de La señorita Else. Cuando el señor de la casa la envía a recoger un pedido en su librería habitual, Marie vuelve con las manos vacías y empapada por la nieve: los libros no han llegado aún pero Oskar, el librero, se los acercará en persona en cuanto los reciba. Esa misma tarde toca el timbre de la mansión de la Sternwartestrasse con el paquete bajo el brazo, y lleva además una sorpresa para Marie: un volumen de Rilke que, junto con unos hermosos versos, guarda entre sus páginas una breve nota para la joven. A Oskar le gustaría verla una vez más...

Como una encantadora versión de 84, Charing Cross Road narrada por Charles Dickens, Invierno en Viena es un delicioso y cautivador cuento de navidad, una evocadora historia sobre el poder de la letra impresa, el placer de la lectura y el lugar que los libros y las librerías ocupan en nuestras vidas y en nuestros corazones.



A pocos días de que comience el nuevo año, os traigo la que será la última reseña del 2017. Y lo hago con una novela ideal para estas fechas ya que la mayor parte transcurre unos días antes de Navidad Invierno en Viena es una reciente novedad de la editorial Siruela que salió a la luz en Noviembre y que tuve la gran fortuna de ganar en el blog DEVOIM cuya administradora es Patt (gracias de nuevo, Patt). A pesar de lo que pueda parecer, no está escrito por ningún autor de principios del siglo XX, si no por Petra Hartlieb, una autora actual que muchos conoceréis por su libro Mi maravillosa librería, donde cuenta su propia experiencia, cuando decide junto a su marido reabrir una librería vienesa y que actualmente siguen regentando. 

En la sinopsis se afirma que estamos ante una historia deliciosa e inolvidable y no puedo estar más de acuerdo con esta afirmación. No obstante creo que no hay una parte metaliteraria tan acusada como en la sinopsis se enfatiza. No me malinterpretéis, durante todo el argumento la literatura está presente, pero creo que también se transmite otro tipo de mensajes, como voy a intentar explicar en los próximos párrafos.

¿Conocéis esa expresión que dice algo así como "en lo cotidiano puede estar lo extraordinario"? Pues he aquí la esencia de esta novela corta que se lee en una tarde. Marie, nuestra protagonista principal, trabaja desde hace pocos meses como niñera para una familia adinerada afincada en un prestigioso barrio de Viena. Al igual que pasa en Jane Eyre o Agnes Grey, se nos describe con bastante detalle el día a día de Marie, y por ende el de la servidumbre de principios del siglo XX, a través de sus quehaceres. Las relaciones que Marie mantiene con los demás sirvientes y sus señores cobran una especial importancia para conocerla mejor, pero unos acontecimientos determinados e inesperados romperán su monótona existencia: por una parte, un encuentro esporádico con un librero será el principio de algo nuevo y excitante y, por otra, un incidente pondrá en peligro su puesto de trabajo.

Marie, con apenas 18 años, no ha tenido una vida fácil. Aunque la mayor parte de la trama transcurre en los días anteriores a la Navidad, la autora nos hará partícipes de su pasado. Nacida en una familia numerosa y de pocos recursos, con unos modelos paternales carentes de afecto y obligada a dejar la escuela, nuestra protagonista huye a la gran ciudad para labrarse un futuro. Totalmente desarraigada y sin un lugar donde volver, para Marie la familia Schnitzler representa todo lo que no ha tenido y ve en ella una oportunidad donde echar raíces y sentirse aceptada, a pesar de ser una simple niñera. Y es que, no podemos elegir la familia donde nacemos, pero sí aquella que nos puede proporcionar lo que anhelamos. Miedo e ilusión definirán la estancia de Marie en la casa de Arthur Schnitzler, un escritor famoso cuyas novelas son representadas en el teatro.

Oskar, el librero, tampoco ha tenido una vida fácil. El amor que siente por los libros se lo inculcó su padre desde su mas tierna infancia y es el vehículo que utilizará para acercarse a Marie, de la que se enamora desde el primer instante en que la ve. Dicho intento de acercamiento es algo nuevo para nuestra joven protagonista, despertando en ella sentimientos hasta ese momento desconocidos. 

Hay algunos personajes mejor definidos que otros, pero todos están los suficientemente perfilados para hacernos una idea de como son. Es una novela que se caracteriza por enaltecer los sentimientos más nobles como la bondad, la generosidad y la humildad, rasgos que anidan en muchos de los personajes (a excepción de algunos, claro está). También es interesante coma la autora aborda el tema de las "habladurías", algo que parece afectar mucho al personaje del señor Schnitzler, pero que contrasta totalmente con la forma de tratar a Marie y a su familia, así como al resto de los sirvientes. Dentro del reducido elenco, hay que destacar a los más pequeños de la familia, Lili y Heini, que tendrán un papel esencial en la trama y que, personalmente, me han robado el corazón.



Y Llegamos al final. Un final que, al igual que cualquier cuento de Navidad, viene acompañado de una significativa carga emotiva . ¿Os habéis preguntado alguna vez el efecto que produce nuestra persona y cómo influimos en los demás, aún sin ser conscientes de ello? Marie no tardará en descubrir lo que significa para las personas que la rodean, cuando en el día de Navidad se produzca el "milagro", un milagro que toma forma de "pequeño gesto" y que emocionará a nuestra protagonista por lo que representa. Bueno, no sólo se emociona la protagonista, aquí la nena menenda también lo hizo cuando se le formó un nudo en la garganta... Un pequeño gesto que reafirma esa reflexión inicial y que para mí, es la verdadera esencia de la novela: la grandeza de las pequeñas cosas, lo extraordinario en lo cotidiano.

No podemos olvidar la presencia de otra gran protagonista, la nieve. Una nieve blanca y pura que embellece la ciudad, pero que para los menos afortunados, significa un invierno más crudo y difícil de sobrellevar.

Resumiendo, Invierno en Viena es una novela corta que se lee como si fuera un cuento de Navidad. Una historia sencilla que acontece en fechas navideñas, con personajes entrañables y una gran dosis de metaliteratura. Una historia que nos hará creer en las personas y en la esperanza de que un futuro mejor siempre es posible.


Comentarios

  1. Pues fíjate, a mí me has conquistado con tu reseña. No conocía esta novela, la había visto por ahí pero no le había hecho demasiado caso. Pero libros, librerías, un componente metaliterario y, sobre todo, parece que buenos personajes. Y ese poso de cotidianidad... me gusta, me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me quedé con ganas de leer el anterior de la autora y me gusta muchísimo lo que cuentas de este, apuntado me lo llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ains, estaba esperando esta reseña, Ana. Qué bonita y sensible te ha quedado... si ya tenía ganas de leer el libro, ahora me muero por leerlo. Como no caiga para Reyes ¡me lo compro a la de ya! jajaja.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonita reseña xiqueta! ahora voy a tener que leerlo antes de lo que pensé, habrá que anteponerlo a otras muchas lecturas pendientes. Se que me va a encantar!!!

    Un besito carinyet!

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo en casa y voy a leerlo en breve. Espero disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  6. De no ser por tu estupenda reseña jamás me hubiera fijado en esta novela, apuntada queda. Besos

    ResponderEliminar
  7. hola! con el titulo, la portada y el inicio de tu reseña basta para engancharnos y puede ser una historia la mar de interesante y en viena!!owo! gracias la tendremos muy en cuenta, muy, muy feliz año nuevo y mucha luz y paz!!!! rodeada de bellos libros, abrazosbuhos y dos besotesbuhos!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. La portada es preciosa pero parece que la historia no se queda atrás...de hecho, esa frase en la que se valora lo extraordinario de la cotidianidad me recuerda mucho a un libro que he leído recientemente (La librería del señor Livingstone) que me dejó unas sensaciones buenísimas. Lo anoto para este año sin dudarlo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Me has convencido cuando has comenzado diciendo que en lo cotidiano puede estar lo extraordinario. Me lo llevo. Pinta genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La histórica ya sabes que no es mucho lo mío. A pesar de lo bien que lo pones, yo no me lo llevo esta vez :)

    ResponderEliminar
  11. Pues no conocía a la autora ni ninguno de los dos libros que nos comentas, pero éste libro me parece una preciosidad. Una novela narrativa que se sale de mi zona de confort pero de las que suelo disfrutar mucho cuando me salgo de él.
    Me alegro de que la hayas disfrutado tanto. Tomo nota.
    B7s
    Ali - Leolalluviacaer

    ResponderEliminar
  12. Pues es muy interesante eso de plantearse el efecto que tenemos en los demás... y no se si es que ultimamente hay mucha metaliteratura o yo tengo la "suerte" de encontrarme con un montón de estos libros, porque vaya racha llevo jajajaja. Lo había visto pero no sabía ni de qué iba, así que gracias por descubrírmelo y acercarme la historia, pinta deliciosa y a mi me encanta cuando se describen buenos personajes, que como veo también los tiene. Intentaré leérmelo, a ver si a mi también me gusta :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. La había visto pero ni me había parado a leer de qué iba... y tu reseña me ha conquistado completamente. La apunto sin dudarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  14. La Navidad atrapa con su magia y tú con la reseña, qué bonito lo que cuentas. A veces buscamos fantasia y lo cotidiano tiene mejores historias.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola, Ana Belén:

    ¡Ay, ya le llegó el turno a esta reseña! Me alegro un montón de que te haya gustado este libro. Sin duda, ¡lo has devorado! Me resulta curioso el paralelismo que mencionas con "Jane Eyre" y "Agnes Grey". Desde luego, parece un libro ideal para leer en Navidad. ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  16. Me encanta lo que cuentas y me lo apunto sin duda. NO lo conocía y tiene pinta de que me va a gustar. A ver si me hago con él :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  17. No conocía el libro, pero tiene muy buena pinta leyendo tu bonita reseña. Anotado queda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

✍ Foto Reseña│Alicia en el País de las Maravillas por Benjamin Lacombe

✯Tres años...

✍ Reseña│Nosotros, criaturas abisales de Antonio Sánchez Bejarano