✍ Reseña│¿Los caracoles tienen boca? de Marcos Rodríguez Saborido



¿LOS CARACOLES TIENEN BOCA?
 140 páginas
Autor: Marcos Rodríguez Saborido
Chiado Editorial
Idioma: Español

Gracias a Tamara López por su confianza.




Álvaro está solo y no le encuentra sentido a nada. Blanca es excesiva y adora la vida por encima de todo. Ambos consumen drogas, pero por motivos muy diferentes. Esta historia nos habla sobre dos jóvenes extremistas que se destruyen el uno al otro en una amistad enfermiza, pasional y con inevitable final trágico.



El día 02 de agosto estaba yo en el aeropuerto esperando el avión que me llevaría a Valencia para pasar dos semanas de vacaciones cuando recibo un email con la posibilidad de reseñar este libro. Lo primero que me llamó la atención fue el título (¿no me digáis que no es curioso?), y lo siguiente la sinopsis. Ya sabéis que no soy de romántica, pero ¿qué pasa cuando me ofrecen leer sobre una relación tóxica?... Interesante, pensé para mí misma. Y así ha sido. Lo que no esperaba era encontrarme una lectura de corte tan reflexivo e intimista. De hecho su autor lo describe como una especie de ensayo disfrazado de novela que fue escrito cuando no había alcanzado la mayoría de edad y cuando estaba pasando por una fase llena de cambios, en la que se sentía perdido, confuso y vacío. Una novela corta a la par que intensa, que ha conseguido captar toda mi atención e interés.

Si os fijáis bien, en la sinopsis más o menos viene sintetizada toda la trama. Es uno de esos libros que comienzan con el final. Leyendo las primeras líneas ya sabremos ese final trágico al que se hace mención. A partir de aquí un narrador omnisciente nos contará lo sucedido meses atrás hasta llegar al punto de partida.

Álvaro y Blanca son dos jóvenes que se conocen por casualidad una madrugada. Blanca se encuentra tirada en medio de la calle después de una noche de excesos con el alcohol y la droga. Álvaro, de forma inexplicable, accede a ayudarla y se la lleva a su casa. Éste será el inicio de una relación, al principio sólo amistosa y de encuentros esporádicos para acabar convirtiéndose en una relación física y emocional más estable. Una relación que se ambientará en plena movida madrileña, en los años 80, marcada por las drogas y la prostitución.

Blanca y Álvaro. Álvaro y Blanca. Dos formas de ser totalmente diferentes. Dos formas de entender y afrontar la vida. Ambos con una pasado doloroso. Él es un nihilista que vive encerrado en su casa, la mayor parte del tiempo drogado. No cree en la sociedad, ni en el contacto humano. Es solitario. Nada ni nadie le motiva. Blanca cree en el amor en todas sus variantes. Es artista y le gusta la pintura, la fotografía y la filosofía. Sensible, valiente, decidida y algo extremista en sus emociones ama la vida y quiere vivirla al máximo, porque sabe cuál es su lugar en el mundo. Ambos, como polos opuestos, se atraen y complementan. Se necesitan. Y ambos comparten un tercer amante: las drogas. Álvaro las utiliza para evadirse de la realidad que le resulta tan dolorosa, y Blanca, por el contrario, las consume para poder vivir con más intensidad, si cabe.

Olvidaos de las típicas relaciones artificiales y cursis entre chico malo y chica bien. Nada que ver con las pasteladas que por ahí se ven (o leen). Aquí tenemos dos personajes de carne y hueso, muy reales, con defectos incluidos. Álvaro es un joven al que dan ganas de arrear dos hostias bien dadas y gritarle: "Reacciona, es tu vida. Supera lo que te hizo daño y haz algo por ti mismo". La vitalidad de Blanca es contagiosa, demasiado entusiasta e intensa en algunos momentos. Y sus conversaciones muy metafísicas. Como os decía al principio, están llenas de interesantes reflexiones.
"El ser humano no está pensado como una criatura social; solo necesitamos a los demás porque así nos lo han hecho creer. Nuestra naturaleza es solitaria y egoísta, nos asociamos unos a otros por interés y necesidades, que una vez saciados, son los mismos que nos separan." 
 "Droga y sueño van tan ligados ... Rara vez puede encontrárselos por separado. La evasión les hace tomarse de la mano, pues ambos logran rescatarnos de un lugar oscuro y horrible llamado mundo, como héroes mitológicos."
Ahora bien... ¿es una relación tóxica la que mantienen Blanca y Álvaro, tal y como parece explicarse en la sinopsis? Pues aquí, una servidora, tiene sentimientos encontrados. Y eso que en el principio hay una escena que tira para atrás, pero a medida que avanzaba iba cambiando de opinión. De hecho, creo que a la novela le falta algo más de extensión y ahondar más en algunos aspectos. Puede ser que no haya leído bien entre líneas, pero me ha parecido una relación, en muchas ocasiones, enternecedora. En otras, por supuesto, más cruenta. Pero por alguna extraña razón me he quedado más con aquellas escenas que suponen algún tipo de cambio para bien en cualquiera de los dos protagonistas. Ambos se hacen compañía (que no es poco teniendo en cuenta sus vidas actuales y pasadas) y creo firmemente que, durante el poco tiempo que dura la relación, se aportan el uno al otro lo que tanto necesitan. Por supuesto, no hay que olvidar que hay una dependencia emocional excesiva y que tienen problemas con las drogas. Yo diría que es una relación con muchos matices y que dependiendo del lector, su interpretación de la misma será más o menos positiva y/o negativa.
Si la intención del autor era ofrecernos un relación tóxica (aparte del tema de las drogas) en toda su plenitud, a mi parecer, no lo ha conseguido.

Y también, dependiendo del lector, el final puede ser interpretado de una forma u otra. Quiero pensar que Blanca, finalmente, influye de forma positiva en Álvaro.

Por cierto, ¿sabéis a qué me recuerda este libro? Esta vez no lo relaciono con otro libro, ni tampoco con una película... no... A medida que iba leyendo iba sonando en mi mente una canción, concretamente Aire de Mecano. Sí, este libro me recuerda a dicha canción.

Resumiendo, ¿Los caracoles tienen boca? es una novela corta llena de sensibilidad y crudeza, con algunos toques metafísicos, que nos presenta distintas formas de entender y vivir la vida a través de unos personajes totalmente opuestos en una ambientación marcada por las drogas y los excesos.


Comentarios

  1. Me ha recordado mucho a una peli que adoraba de jovencita, "Báilame el agua". Ahora ya de más mayor estas tragedias no me seducen demasiado, lo confieso, y cuando me tiro a leer algo de romántica es para evadirme y sentirme bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego el título es muy llamativo pero yo no me veo leyéndola.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Buenas.
    Un título muy particular para la historia interesante que tiene detrás, sin embargo, no me veo capaz de leerla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!

    La dejo pasar; no me van mucho estos temas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana Belén!
    Me gusta el libro, será el título pero me siento como bicho hacia la luz, atraída; me gusta leer libros que se salgan un poco de lo de siempre, que no estén por todas partes...

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. A pesar de esos peros, me alegro de que hayas disfrutado con la historia de esta relación. Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo también soy de las que evitan las novelas románticas salvo algunas excepciones (y huy mucho de las pasteladas), así que la relación que aquí planteas me llama mucho la atención, y además expresas muy bien las dudas que te han quedado tras leerlo. Da la sensación de que tiene varias lecturas la historia.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta una buena novela romántica, siempre y cuando tenga unos ingredientes atractivos. Esta que nos presentas no termina de convencerme. Besos.

    ResponderEliminar
  9. No es una lectura que ahora mismo me apetezca. Quizás en otro momento la vería de otra forma.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! ^^
    Algo me sonaba, porque el título llama la atención, pero tampoco había indagado en el argumento del libro, y tal y como lo pintas has despertado mi interés, así que me lo llevo apuntado. Parece un libro perfecto para leer en una tarde lluviosa, por eso del carácter reflexivo e intimista :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    No me llama nada así que lo descarto. Gracias por la reseña.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. Me alegra que lo hayas disfrutado. Y gracias por todo, como siempre <3

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Muchas gracias por la reseña y por tus bonitas palabras, me alegra que hayas podido quedarte con la parte positiva de la amistad entre Álvaro y Blanca. No puedo estar más de acuerdo en las ganas que tienes de pegar a Álvaro y decirle "súperalo" jaja Respecto a la intención sobre la relación tóxica, me alivia decir que no era esa la intención :P

    Voy a escuchar la canción de la que nos hablas, seguro que me encanta.

    ¡Un abrazo!
    Marcos Rodríguez.

    https://marcosrodriguezsaborido.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Marcos!!
      Sí... no sé, pero es la sensación que me dio, que al final Álvaro decide poner los pies en el suelo y encauzar su vida... ;)

      Eliminar
  15. Yo tampoco me veo ahora con esta historia, lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola!
    Pues no sé muy bien que pensar con respecto a esta historia, no puedo negar que el título si causa curiosidad y la sinopsis hace un planteamiento atractivo más cuando toca un tema que es tan de cuidado y sensible. Me gusta que haya tratado sobre la droga desde dos punto de vista distintos o que consumen por razones diferentes y a la par los haya unido para que genera interés para saber que saldrá de ahí. Sin embargo su extensión es lo que me echa para atrás, no puedo hacerme un idea concreta pero me asusta que no ahonde como se requiere en un tema de tanta complejidad.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
  17. No tengo muy claro que vaya a leerlo pero siento curiosidad por él así que no lo descarto para nada. Un besote :)

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola guapa!

    Siendo sincera estoy segura de que esta novela me iba a encantar. Es muy de mi estilo y hace bastante que no leo algo en esta línea.
    Es curioso el título, tienes razón. Es lo primero que me ha llamado la atención.

    La verdad es que me encantaría leerlo, todo lo que comentas me gusta.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  19. Buenas!
    Gracias por la reseña
    A mi la verdad es que no me llama mucho atención asi que lo dejaré pasar
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar
  20. No es mi tipo de novela, pero de muy vez en cuando me gusta leer alguna. En momentos concretos. Y esta pinta bien. Me la anoto para cuando llegue ese momento.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  21. Guau, sólo puedo decir eso jajaja.
    Me ha llamado mucho la atención, no te voy a mentir, y se va a ir directa a mi lista de deseados. Nunca he leído una lectura similar y, aunque soy una gran fan de los amores imposibles, este libro estará lleno de muchísimo drama.
    Vamos, que lo quiero leer y lo quiero tener entre mis manos ya >.<

    Un besito ♥

    ResponderEliminar
  22. Hola preciosa!
    Aunque de momento no lo voy a leer no lo descarto para más adelante pues me ha entrado bastante curiosidad leyendo tu reseña.
    Fantástica reseña!

    ─ Fantasy Violet ─
    Besotes!

    ResponderEliminar
  23. Hola
    Pues sí que tiene un título original la novela, por ahora no la descarto porque me llama como cada uno se relaciona con las drogas, pero esperaré a leer más reseñas o a tener menos pendientes
    Besos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  24. Pues a mí me llama el título y la historia. Creo que lo podría disfrutar, pero ando sin tiempo y voy a dejarla ir en un acto de sensatez.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

✍ Foto Reseña│Alicia en el País de las Maravillas por Benjamin Lacombe

✍ Reseña│Nosotros, criaturas abisales de Antonio Sánchez Bejarano

✍ Reseña│El último rey de África de José A. Quesada Coves