sábado, 11 de junio de 2016

✍ Reseña│Mujeres de agua de Antonia J. Corrales



274 páginas
Autor: Antonia J. Corrales
Editor: Ediciones B
 Idioma: Español
Información adicional: Es la continuación de "En un rincón del alma"

Gracias a la editorial por el envío del ejemplar, a Laky de Libros que hay que leer y a Maria Loreto de Negro sobre blanco




Bajo la protección de un paraguas rojo, Mena, Remedios y Amanda caminan juntas en las páginas de esta conmovedora historia para demostrarnos que la amistad, el amor, la superación personal y las ganas de seguir adelante son la clave de la felicidad. Con cada uno de sus actos nos enseñan que todas las mujeres de agua tienen la fortaleza que necesitan para superar los obstáculos. Sólo es necesario proponérselo.




Hace poco leí y reseñé En un rincón del alma, un libro que por encima de todo, se caracterizaba por hablar de sentimientos. Mujeres de agua es su continuación, y lo primero que quiero destacar es que Antonia J. Corrales lo vuelve a conseguir y nos vuelve a deleitar con su prosa que nos conducirá hasta el recoveco más íntimo de cada uno de sus protagonistas. 

En esta ocasión, no es Jimena la narradora, sino Mena, su hija. Y la historia comienza justamente con esa ausencia, la ausencia de Jimena. Una ausencia que calará significativamente en todos los que formaban parte de su vida y que cada uno vivirá de forma muy diferente. Además, el conocimiento de la existencia del manuscrito que dejó escrito Jimena por parte de sus hijos y marido, zarandeará sus respectivos mundos.
"Es curioso lo que hace la distancia, el desarraigo que produce incluso dentro de familias en las que sus miembros han pasado media vida juntos y han sufrido, reído y luchado por lo mismo y al mismo tiempo".
Respecto a los personajes que ya conocimos de forma muy superficial a través del manuscrito de Jimena, aquí profundizaremos en cada uno de ellos a través de su relación directa con Mena. La presencia de Remedios será muy importante a la hora de consolar y apoyar a Mena creándose un vinculo muy especial de amistad con un toque maternal. Adrián, el hermano de Mena quedará impresionado por las confidencias escritas de su madre llegando a tomar una importante decisión que afectará su vida. Y el padre de Mena se encerrará en sí mismo, culpándose por todo lo sucedido y huyendo cada vez que el trabajo u otros temas se lo permitan. Hasta tendremos noticias de Andreas y por qué se fue sin despedirse de Jimena.
Pero también habrá sitio para nuevas caras, como Jorge, el hijo de Remedios, que ya ha crecido y por quién Mena tendrá sentimientos encontrados. Conoceremos a Amanda que por su forma de ser y sus vivencias personales nos recordará a Sheela y que junto a Mena y Remedios volverán a constituir el trío "las brujas de Eastwick".

En un rincón del alma y Mujeres de agua tienen muchas similitudes. La autora, fiel a ella misma, ha seguido con su personal estilo narrativo. Vuelve a hablarnos de temas como la amistad, la complicidad, el amor, el miedo, la infidelidad, la intuición, las relaciones en general e incluso deja hueco para algunos nuevos como la crisis, el desempleo, la necesidad de reinventarse a uno mismo. Hay muchos "momentos mágicos" o casualidades que añaden un halo de misticismo al argumento. Los elementos del paraguas y el agua seguirán siendo recurrentes a lo largo de toda la trama
"Ella era toda agua, toda energía y vida. Siempre pensé que algún día se perdería bajo la lluvia, porque el agua era su origen. Cuando se lo decía, ella respondía que para protegerse de la lluvia tenía el paraguas rojo que le regaló Sheela".
Pero, a mi parecer, en su esencia difieren sutilmente. Así como En un rincón del alma se defendía la acción, el riesgo, la búsqueda de uno mismo, creo que en Mujeres de agua se habla más del fluir, al igual que lo hace el agua de un río. En algunos momentos la decisión correcta es dejarse llevar por los acontecimientos, aceptarlos, vivir con ellos... que no es lo mismo que resignarse. Y si no, para aquellos que habéis leído el libro, fijaos en la decisión que toma al final Mena respecto a la nueva pareja de su padre.
Como escribió Huhg Prather (sí, otra vez vuelvo a la carga con Huhg Prather y es que pienso que la autora y él se llevarían muy bien): "No soy responsable de mis sentimientos sino de lo que hago con ellos". Y de eso trata Mujeres de agua, de sentimientos. Pero sobre todo, de lo que hacen nuestros protagonistas con ellos para reconciliarse con sus vidas y el mundo que les rodea.
Además, el lector descubrirá que también existen los hombres de agua, porque en Mujeres de agua, algunos hombres tienen un papel relevante y más activo. Personalmente, es un detalle que me ha encantado por parte de la autora.


Si te emocionó En un rincón del alma, con Mujeres de agua Antonia J. Corrales te volverá a conquistar. Eso sí, ya te adelanto que el final es más dulce que su antecesor. No obstante, asegúrate de tener tu paraguas rojo a mano.

PD: Quiero un Jorge para mí solita!!



17 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer algo de esta autora ^^

    ResponderEliminar
  2. Una preciosa reseña para un libro igualmente precioso. Besos

    ResponderEliminar
  3. La prosa de Antonia me enamoró en la primera página, pero he encontrado algunas incongruencias en sus personajes que no he entendido. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina!! Pero muy real... es decir...¿la gente no es incongruente? Yo misma, a veces, soy consciente de que no hay relación entre lo que pienso, digo y hago, dependiendo de las circunstancias!!! ;)

      Eliminar
  4. Qué gran reseña! A ver si mañana ya me puedo poner con la lectura de esta maravilla!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana, el primero me encantó, así que este no tardará en caer. Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me agrade el hecho de que el libro continúe con la hija y, aunque siga con la importancia de los personajes y sus sentimientos, adopte otro cariz. Parece una gran lectura :o)
    Besotes bajo el paraguas rojo.

    ResponderEliminar
  7. No leí el anterior pero es que tampoco son libros que me llamen mucho. Un besote :)

    ResponderEliminar
  8. Que bonita reseña, a mí también me ha gustado mucho, leer a Antonia es una delicia
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola :-) No entiendo muy bien tu comentario sobre crear un banner con el reto, ya tengo uno pero quizá te refieres a otra cosa? Gracias por tu ayuda.
    Un besote fotográfico.

    ResponderEliminar
  10. NO me importaría leer las dos novelas. A ver si me hago con ellas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  11. Mujeres de agua es la otra cara de la moneda, una historia que crece en el corazón de Mena y donde los sentimientos, son el engranaje que le harán entender las decisiones de su madre, la vida actual de su padre y, los sentimientos de su hermano. Ya lo he dicho antes, si cabe, esta novela me gustó más que la anterior. Gracias por la reseña, comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Loreto!
      Sí.. a eso me refería cuando comento que hay unas diferencias sutiles pero que cambian la esencia de ambos libros. Gracias a ti! Ha sido un placer! Un saludo!!

      Eliminar
  12. Vaya reseña más bonita! Te agregué a la lista de lectura que no me había dado cuenta de que no te tenía.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Creo que le daré una oportunidad más adelante, me llama la atención.

    ResponderEliminar
  14. Magnífica reseña, Ana Belén. Me encantó la novela y estoy de acuerdo contigo en lo que dices sobre los hombres de agua que, como decimos por mi tierra, haberlos, haylos. Disfruté mucho con En un rincón del alma pero, al mismo tiempo, fue de las reseñas que más trabajo me dio, porque no encontraba las palabras exactas para contar mis impresiones. Una bilogía para enmarcar, sin duda alguna, y Antonia J. Corrales es, para mi, una de las escritoras que tiene un estilo narrativo más sutil, sin duda alguna. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por tan bonita reseña, siento no haberme pasado antes a comentar la entrada pero no estaba en Madrid. Comparto tu punto de vista, si cabe, este libro me gustó más que el anterior. Me llevo la reseña para compartir.

    ResponderEliminar