miércoles, 1 de junio de 2016

✍ Reseña│En un rincón del alma de Antonia J. Corrales


208 páginas
Autor: Antonia J. Corrales
Editor: Ediciones B
 Idioma: Español
Información adicional: Es la primera parte de dos libros. La continuación se titula Mujeres de agua.

Gracias a la editorial por el envío del ejemplar y a Laky de Libros que hay que leer por su confianza.



Cuando goza de lo que para muchas personas sería una situación privilegiada (buen estatus económico y social, hijos mayores e independientes), Jimena, se siente más sola que nunca.
Su vida ha pasado como un destello de luz ante sus ojos, sin darle tiempo a vivir, a sentir o ser la persona que en realidad es. Es entonces cuando toma consciencia de que es una desconocida para los suyos, que ha pasado lo mejor de su vida viviendo la vida de los que amaba, sin vivir la suya propia.
La infidelidad de su marido, la pérdida de una de sus amigas y la «marcha» de su amante, la llevarán a replantearse muchos valores e ideales y retomar las riendas de su presente.



En un rincón del alma comienza con una pequeña escena (prólogo) en la que se describe como una madre recibe por parte de una de sus hijas un manuscrito junto a un paraguas rojo.  
Jimena, la protagonista y autora del manuscrito, intenta explicar a su madre los motivos por los cuales ha tomado una decisión: marcharse de casa, dejando a su marido e hijos (ya adultos), para irse a Egipto. Pero para que su madre pueda entender mejor dichas motivaciones y su actual presente, Jimena decide ir alternando su narración con episodios de un pasado reciente con un pasado mucho más remoto sacando a la luz importantes revelaciones.
En las páginas que componen el manuscrito, Jimena, cuenta a su madre su experiencia y visión acerca de la amistad, el amor, la infidelidad, la maternidad, la pérdida y búsqueda de la propia identidad, las relaciones paterno- filiales, los reproches, los sueños frustrados, el miedo, la valentía y el riesgo... Temas cotidianos y trascendentales en la vida para cualquier persona.


Una vez, hace ya mucho tiempo, leyendo a Hugh Prather me encontré con esta reflexión suya:
"La mayoría de las palabras nacieron como una descripción del mundo externo, por eso no pueden reflejar lo que ocurre en mi alma".
Siempre he pensado que es una muy buena reflexión, hasta que descubres a algún autor/a que sí tiene esa capacidad para describir ese mundo interior y Antonia J. Corrales es una de esas personas.
Su prosa es realmente esteta, cuidada, elegante e íntima, capaz de plasmar en el papel, con las palabras adecuadas, todos y cada uno de los pensamientos y sentimientos que va experimentado nuestra protagonista Jimena. De hecho, el lector, no podrá evitar sentirse identificado en algún momento, por pequeño que sea, con la protagonista. Porque... ¿quién no ha sentido alguna vez que estaba en el sitio equivocado, con la persona equivocada? ¿Quién no ha sufrido un engaño por parte de su pareja o ha sido infiel? ¿Quién no se ha sentido perdido alguna vez en su vida? ¿Quién no ha sufrido sentimientos encontrados al ser padre o madre primerizos?
"En un instante impreciso, rápido, como un destello de luz, me sentí parte de una mentira, de una gran mentira".
"Ninguna hablamos de aquella extraña sensación de inseguridad que asalta a todo ser humano cuando las cosas parecen ir demasiado bien". 
Pero más allá de la mera descripción de sus motivaciones, desengaños, reproches, frustraciones  y de su lucha constante entre lo que debería ser y lo que quiere ser, Jimena, llegado un punto en su vida decide cambiar en pos de algo mejor, para encontrarse a sí misma Y he aquí lo que diferencia a algunas personas ante una misma situación: la resignación o la acción. Y el libro defiende la decisión, el cambio, la acción. Se podría decir que Jimena da un "Paso de Rubicón", un término muy utilizado en psicología de la motivación y que viene a decir que para conseguir algo que se quiere además de la motivación se necesita la acción, y no cualquier acción, si no una que requiera algún riesgo. Y Jimena corre con ese riesgo (abandona su hogar, su marido, sus hijos y todo lo que conoce por ir a un país extranjero completamente sola).

Hay dos elementos muy recurrentes que podremos encontrar a lo largo de todo el manuscrito y que llegaremos a asociar a Jimena y que, personalmente, creo que la autora ha sido muy inteligente al utilizarlos por su fuerte simbología, es el elemento del agua y el paraguas de color rojo.
"Todos los días importantes de mi vida están pasados por agua y aquel no fue una excepción. LLovía a mares." 
"Así es. La lluvia y el sol pueden ser beneficiosos o perjudiciales. Si tienes un parapeto para ambos, puedes dosificar los dos fenómenos en su justa medida
El agua simboliza la transformación, la purificación, la vida, la fuerza, la fecundidad, la esencia primigenia de la feminidad... Como describe Jorge Bucay en su libro Cartas para Claudia, el agua puede ser de lluvia que riega las tierras; puede ser las lágrima de un niño, el símbolo de la alegría y de la pena; puede transformarse en vapor o en hielo; y hasta ser dañina si se estanca, se contamina o es torrencial provocando inundaciones. Al igual que el agua, Jimena asume diferentes roles y con cada uno de ellos su forma de mostrarse y aportar es diferente.

Y no hay que olvidarse de la intuición, un don que compartirá con su amiga Sheela, su padre y que le guiará muchas veces en su toma de decisiones.

Jimena es la principal protagonista, la narradora de su propia historia, pero habrá muchos más personajes, la mayoría mujeres que tienen una notable importancia, en mayor o menor grado, en la vida de Jimena: Felipa, su madre, con la que intenta resolver un conflicto; sus amigas y cómplices Sheela y Remedios; su hija Mena y Raquel, con la que compartirá el dolor en El Cairo. También conoceremos a algunos personajes masculinos, pero quedan relegados más a un segundo plano, a excepción del padre de Jimena.

Resumiendo, En un rincón del alma es una historia sencilla (con alguna que otra sorpresa), tierna, agridulce, muy real (podría ser el manuscrito de cualquier mujer) que nos habla de sentimientos, de relaciones y la búsqueda de uno mismo y de la felicidad. Personalmente, el final llegó a emocionarme.

20 comentarios:

  1. Quiero leerlo, no se parece a lo que suelo leer pero creo que podría gustarme. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Lo he leído hace unos días y también me ha gustado, sobre todo el estilo de la autora
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace ya algún tiempo y recuerdo que es de los que al terminar, cierras los ojos y suspiras. Estoy deseando leer la segunda parte.
    Una reseña preciosa.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Tengo ganas de leer algo de la autora ^^

    ResponderEliminar
  5. Paso por encima que estoy a media lectura. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto, creo que es un libro que te hace sentir, tengo ganas de leer alguna historia que pueda llegar a pensar que es real. Muchas gracias por presentarme este libro que me lo apunto para leerlo en un futuro cercano.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Buena reseña! A mi también me ha gustado mucho. Ayer terminé Mujeres de agua y aunque es un poco más de lo mismo, también lo he disfrutado!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Guapa, justo el mundo ha parido escritores para dar palabras a las emociones. Es una de las razones por las que leo :o) Yo no sé verbalizar tanta humanidad en mi interior, pero el escritor sí puede y es una experiencia sublime verse reflejada en una hoja de papel.
    Besotes literarios.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    no conocía el libro y la verdad que después de leer tu reseña siento curiosidad por él. Besotes

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bonita reseña! A mi también me emocionó el final, no me lo esperaba
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola!!
    No conocía el libro, pero la verdad es que conseguiste que me picara el gusanillo por leerlo.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por la reseña, me ha gustado mucho y me alegra saber que el libro, en su final, haya llegado a emocionarte. Ya verás cuando leas Mujeres de agua.

    ResponderEliminar
  13. Tienes nueva seguidora, gracias por pasarte por mi blog!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola guapa! ^^
    No conocía este libro, pero me ha llamado mucho la atención su título. Me parece muy bonito, y me ha gustado lo que has dicho de que el final llegó a emocionarte. Para mí es muy importante que una historia te transmita algún tipo de sentimiento, así que me lo apunto sin dudarlo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  15. Pues no tiene mala pinta, no había oído hablar de él ^^
    Te sigo :)
    th3readersdiary.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! La verdad que había visto este libro por ahí pero nunca me llamaba la atención, pero tu reseña me ha encantado. Realmente no sabía de que trataba pero me encanta eso de poder identificarme con la protagonista en cuando a no saber que quieres en tu vida o sentir que necesitas un cambio. Creo que es el tipo de libro que me encantaría así que me lo apunto :D
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    No conocía el libro pero me ha encantado tu reseña. Me lo apunto para más adelante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Qué reseña más bonita chiquilla! Esas mismas sensaciones me ha causado Mujeres de agua. Esta la tengo más olvidada porque la leí hace ya tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  19. Gracias por tu maravillosa y cuidada reseña. Con tu permiso me la llevo a mis páginas y blog. Un abrazo enorme y otra vez , muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Antonia!!!! Ha sido un placer leerte y conocer a esas mujeres de agua!! ;)

      Eliminar